NOTICIAS

Huellas de la EICTV en la carrera de los Oscar

20 de octubre | 2017

El sitio www.latamcinema.com dio a conocer los filmes latinoamericanos nominados a los Premios Oscar en 2018, varios de los cuales confirman las huellas de la Escuela Internacional de Cine y TV de San Antonio de los Baños (Cuba), en la creación cinematográficas de nuestros países.

Entre las trece cintas propuestas, aparece El sonido de las cosas (Costa Rica), dirigida por Ariel Escalante y con edición de Lorenzo Mora, ambos egresados de la EICTV. Carpinteros (República Dominicana) cuya edición estuvo a cargo de Homer Mora (Honduras), y el actor haitiano Jean Jean en el rol protagónico quien ya había merecido el premio al mejor actor en el Festival de Cine de Guadalajara en 2017.

Así mismo, Beyond Brotherhood, César Custodio y Alejo Alas (de Panamá, Argentina y Guatemala, respectivamente), forman parte de los equipos de realización de varias películas.

El filme Morazán ha sido seleccionado a participar en la nominación a mejor película en lengua extranjera de los premios Oscar 2018. Por primera vez en su historia, Honduras inscribe una película en el certamen de Hollywood.

Se trata de una cinta basada en la vida de Francisco Morazán (1792-1842), líder de la unidad en Centroamérica, y que protagonizó el actor colombiano Orlando Valenzuela. La crítica subraya que su caracterización del héroe logra expresar un personaje netamente humano que lucha por un ideal.

Graduado en la EICTV (primera generación), Hispano Durón se hace acompañar en su filme de otros egresado del centro, como José Luis Bravo (de Nicaragua) en la dirección de sonido y Nohely Barahona (Honduras), primera asistente de dirección, quien cursa actualmente la carrera de Fotografía en la EICTV.

Al reconocimiento del avance en la industria cinematográfica de Honduras y de la primera película hondureña inspirada en su historia, se extiende nuestra felicitación a todos sus creadores, especialmente a los de la familia de la EICTV.  Algunos pudieran faltar en esta relación, pero el afecto de familia de la EICTV no falta.